miércoles, 7 de octubre de 2015


LA RESILIENCIA



La residencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo.
Ser residencia no significa no sentir malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. La muerte de un ser querido, una enfermedad grave, la pérdida del trabajo, problemas financiero serios, etc. son sucesos que tienen un gran impacto en las personas, produciendo una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional

FRASES: LEVÁNTATE SONRÍE Y SIGUE ADELANTE SI LUCHAS POR QUE LO QUE  QUIERES TARDE OH TEMPRANO SUCEDERÁ. <3